Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes ampliar esta información Aquí. Aceptar

Magazine

Sensaciones raras

Sensaciones raras

Solo habían pasado apenas cuatro horas desde mi expulsión y la semifinal estaba a punto de empezar a rodarse. Es de las sensaciones más raras que he tenido durante los dos meses de grabación que hice. Imaginaos, yo estaba en la sala que teníamos los concursantes esperando a que un coche de la organización me bajara al hotel y poder preparar mi maleta para al día siguiente coger un avión de vuelta a casa y en apenas 200 metros se empezaba a rodar la prueba de privilegio de la semifinal. Hacía unas horas era concursante y ahora sabía que todo se había acabado, o a lo mejor todo no, pero eso lo contaré la semana que viene.

Ver la semifinal desde mi casa fue extraño ya que era la primera vez que no iba a participar en ninguna de las pruebas, por lo que, al igual que vosotros, me enteré de todo lo que pasó a través de la televisión...

Bueno, no todo, no voy a mentir. Después de la grabación de la prueba de privilegio, nos fuimos los cuatro a cenar por Madrid y de camino del hotel al restaurante cada uno me contaba lo que le había tocado cocinar. Lo mejor fue cuando Marcel me comenta que le había tocado cocinar con lo que le había dejado Roncero y su sorpresa fue cuando yo de repente le empiezo a contar la receta de Roncero de arriba abajo. Me pregunta que cómo me la sabía y yo le explico que me había preparado algunas recetas de Roncero por si la última oportunidad que acaba de hacer hubiese consistido en elaborar un plato de Roncero. ¡Siempre he sido de hacer los deberes! Jejeje...

El privilegio lo ganó el propio Marcel y aunque al principio dijo que iba a perjudicar más a Mari Paz, se lo pensó dos veces y le quitó dos alimentos a Alejandro y uno a Mari Paz.

«Competición se llama». Aún me acuerdo cuando después de esta prueba me cuentan que había todo tipo de verduras. ¿En serio? Durante todo el concurso las verduras brillaban por su ausencia. Que cada uno piense lo que quiera.

Marcel

La prueba en el vagón de tren la pudo haber ganado cualquiera por lo que se vio en televisión. Se advirtieron fallos y aciertos, aunque finalmente la ganó Marcel. Justo después de esta prueba Marcel salió diciendo que aún no entendía como no estaba luchando junto a él en semifinales. Yo solo puedo decirle que muchas gracias por acordarse de mí, que hubiera disfrutado mucho en un cara a cara en la final, pero no pudo ser. ¿O sí?

La última oportunidad la disputaron Alejandro y Mari Paz, dos estilos totalmente opuestos. Hay que destacar el nerviosismo de Alejandro durante toda la prueba..., hasta la pobre Susi sufrió durante toda la prueba con Alejandro. No onstante, hay que reconocer que el punto de dificultad del plato de Alejandro era superior que el de Mari Paz por lo que creo que pasó a la final justamente.

La gran final

La semana que viene llega la final. Os adelanto que va a ver muchas sorpresas, que todo se decidirá por detalles pero tendréis que esparar al miércoles, día en en el que todos tenemos una cita con Top Chef 2015, para saber quien ganara.

Voy a aprovechar esta oportunidad que semana tras semana me ofrece CANTABRIA EN LA MESA para agradecer a todas las personas que me han enviado muestras de apoyo. Creeme que me habéis hecho sentir como si hubiera ganado 10 programas. Solo os puedo decir GRACIAS.